VOLVER A NACER (la conversion del hermanoسامي )

Antes de nada quisiera comentar que toda mi infancia y adolescencia la pasé en un colegio de marcado acento cristiano (San Francisco Javier – Santurtzi) lo que, tras el misterio sin resolver de la santísima trinidad, me llevó a vivir en el ateísmo durante muchísimos años de mi vida hasta llegar a las sencillas y claras respuestas del Islam.

“Dios no ha tenido ningún hijo ni jamás ningún otro dios compartió con Él [la divinidad]. De ser así, cada dios se habría apropiado de su creación y habría prevalecido uno sobre otro” (Corán 23 : 91)

“Di: Dios es Único. Dios es Eterno. No engendró ni ha sido engendrado. Y no hay nadie semejante a Él.” (Corán 112: 1-4)
.

Mi primer contacto con el Islam data de finales del año 2006 de la era cristiana. Estuve de viaje durante una semana recorriendo entero el país de Egipto, coincidiendo además con las fechas del Ramadán de aquel año. La verdad que, a pesar del ateísmo que profesaba por aquel entonces, notaba que algo en mi interior comenzaba a cambiar ya que ver el esfuerzo por ayunar de  la gente y las llamadas a la oración que se oían desde las mezquitas por todas las ciudades no me dejaron indiferente y acabaron por hacerme reflexionar sobre la vida y el por qué esta gente se entregaba con tanto entusiasmo a Dios,

Al año siguiente, después de la ruptura de una relación sentimental de casi 6 años, conocí a una chica árabe que había venido a pasar unos días de vacaciones a Euskadi. Le pregunté cosas acerca del Islam y con sus explicaciones y, sobre todo, su forma de comportarse empecé a acercarme más, aunque aún seguía teniendo mis dudas.

Medio años después de su regreso al país de origen estuve atravesando una mala racha personal, sentía que nada valía la pena, me sentía bastante solo la verdad, (gracias a todos los que habéis estado siempre a mi lado) y no llegaba a entender el significado real de la vida. Hasta que un buen día, gracias a Dios, me compré una edición en castellano del Sagrado Corán y empecé a leerlo. Como muchos otros influenciados por los medios de comunicación aún seguía teniendo miedo sobre lo que podía llegar a encontrarme en el libro. Pero mi sorpresa fue que según lo iba leyendo, reflexionando sobre los versículos, mayor tranquilidad encontraba en mi alma; un sentimiento de cercanía hacia un Dios del que nunca había creído y una alegría inmensa. Nada de lo que había leído tener semejanza alguna con lo que había visto en la televisión. Una vez acabado el Corán pedí al Creador que se me solucionase 2 cosas en mi vida y así ocurrió. Algo había crecido en mi corazón, un sentimiento de amor muy diferente al que se puede desarrollar hacia un ser humano y que consiguió que la sonrisa volviese a mi cara, dicen fiel reflejo del alma.

Unos meses después regresó la chica árabe para quedarse en España y, sabiendo de mi fe musulmana, decidimos empezar a conocernos con el objetivo de un futuro matrimonio. Durante este periodo apostaté de la religión que me dieron mis padres, y en conversaciones con las personas que tuvieron que borrarme del bautizo y comunión, observé extrañeza al preguntar la razón de mi apostasía; “he abrazado el Islam”. Pero la historia no tuvo un final típico de cuento de hadas. Pocas semanas después de esta segunda ruptura sentimental falleció mi querido abuelo (descanse en paz), un ejemplo de buena persona y de, sobre todo, dedicación a la familia. Transcurridas unas semanas decidí viajar sin compañía alguna a un país en el que hubiese gran cantidad de mezquitas para poder respirar un poco de espiritualidad. Elegí Túnez y, a pesar de no respirar la paz espiritual que fui buscando, mi fe fue creciendo porque me di cuenta que, efectivamente, Dios está en el corazón de las buenas personas indistintamente de su raza o lugar de nacimiento.

“¡Hombres! Os creamos de un varón y de una hembra e hicimos de vosotros pueblos y tribus para que os conozcáis unos a otros. Para Dios, el más noble de entre vosotros es el que más Le teme*. Dios es omnisciente, está bien informado.” (Corán 49:13)

*La nobleza del temor de Dios es la que priva ante Él.

Una semana después del viaje fui a una mezquita de Bilbao para dar el testimonio de fe, el momento más feliz de mi vida.
   

اشهد أَنَّ لا إله إلا ألله وأَن محمدا رسول الله

سامي

http://josemireflexiona.wordpress.com/

اشهد أَنَّ لا إله إلا ألله وأَن محمدا رسول الله

(Doy fe de que no existe divinidad salvo Dios y doy fe que Muhammad es el Mensajero de Dios)
Desde entonces, todo el mundo me dice que soy otra persona, que transmito tranquilidad y felicidad. También tengo que decir que el comportamiento de mi familia para conmigo después de la conversación ha sido y es espectacular, gracias a Dios.

Anuncios

~ por Esther muslima en 25 noviembre 2009.

2 comentarios to “VOLVER A NACER (la conversion del hermanoسامي )”

  1. Masha’ Allah hermano!! yo nacido musulman pero cada vez estoy en Mezquita me siento como volver a nacer,,
    ALLAH AKBAR WA LI LLAH ALHAMD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: