Dichos de nuestro Mensajero MUHAMMAD

¡En el nombre de Alláh, el Clemente, el Misericordioso!
 

He sido enviado para perfeccionar la nobleza del comportamiento (o de las
costumbres).
Mis seguidores son como estrellas, sea cual sea aquel de ellos al que sigáis,

encontrareis la guía recta.

Escoger siempre el punto medio de las cosas, pues es el camino más seguro

para llegar a la verdad.

Los preceptos de la religión son flexibles. Aquel que impone severidad en ellos

es vencido por ellos. Sed moderados y cumplid en la medida de vuestras fuerzas y con

alegría, y buscad la ayuda de Dios durante el día y la tarde y durante una parte de la

noche.

El más amado y cercano de mi de entre ustedes en el Día del Juicio son aquellos

con el mejor carácter y el más detestable por mi y el más lejano de mí en el Día del

Juicio son las personas arrogantes y jactanciosas.

Dios no tiene misericordia del que no la tiene con los demás.

El creyente musulmán no calumnia, ni maldice, ni es indecente ni un grosero.

Se transmitió de Ibn Masud, Dios esté complacido con él, que dijo el profeta :

Los fanáticos y exagerados en los asuntos están perdidos. (Lo repitió 3 veces).

La religión es benevolencia, ningún extracto (extremista) podrá imponerse a la

misma. Así que, haced vuestros deberes de un modo apropiado, sincero y moderado y

 

sed optimistas. Orad a All
 

 
 

ah por las mañanas y por las tardes y durante una parte dela noche. Pues con regularidad y moderación alcanzareis vuestros anhelos (El Paraíso).
 
 

 

Ciertamente vuestra sangre, vuestros bienes, y vuestro honor son
 

inviolables.
 

 
 
Sahih AlBujari, 1739

 

El hombre fuerte no es el que derriba a otros en la lucha, sino el que mantiene el
control de sí mismo cuando le provocan.
Todos los hombres son iguales, como los dientes del peine del tejedor; no hay

superioridad del blanco sobre el negro ni del árabe sobre el no árabe.

El temor a Dios es el principio de la sabiduría.

La plegaria es la luz del creyente.

El buen musulmán es aquel de quien la gente se salva de su mano y de su

lengua.

Amaos los unos a los otros en nombre de Dios.

Venerad a vuestros padres y os venerarán vuestros hijos.

Cada uno de nosotros es un pastor y cada pastor es responsable de su ganado.

Un hombre que caminaba por un sendero sintió una gran sed. Al llegar a un

pozo descendió dentro, bebió hasta saciarse y salió al exterior. Entonces vio a un perro

con la lengua afuera, tratando de lamer el barro para buscar un poco de agua con que

aplacar su sed. El hombre se dio cuenta de que el perro estaba sufriendo, sintiendo las

misma sed que él antes tenía. Volvió a bajar al pozo, llenó su zapato con agua y le dio

 

Preguntaron al Profeta: Mensajero de Dios, ¿hay recompensa por mostrarse
compasivo con los animales?, respondió él:
Hay recompensa por mostrar compasión hacia cualquier ser viviente.

Cuando me haya ido, sufriréis, discriminaciones y observaréis cosas que

desaprobareis. Uno preguntó: Mensajero de Allâh, ¿Qué nos aconsejas que

hagamos en tal caso?, Cumplid vuestras obligaciones y suplicad a Allâh por vuestros

derechos.

Quién crea en Dios y en el día final, que hable el bien o que se calle.

Y quién crea en Dios y en el día final, que sea generoso con su vecino.

Y quién crea en Dios y en el día final, que sea generoso con sus huéspedes.

Cada religión tiene un carácter innato. El carácter del Islam es la modestia.

¿Queréis que os diga qué es mejor que hacer mucha oración y dar mucha

 

sádaqa? Ellos dijeron; Sí. Él dijo: Reparar las discordias
 

 
.

Y cuidado con el odio: osdespoja (de vuestro Fe)
 

 HADIZ QUTSI: Abu Dharr
 

 
 
(Ra) Cuenta que el Profeta Muhammad ( ) dijo:

 

Allâh (ensalzado sea) os advierte:
 

“Siervos míos, Yo no seré injusto con ninguno y os he prohibido que vosotros
lo seáis, no agraviéis a nadie, Siervos Míos, todos estaréis perdidos menos aquellos a
los que Yo guíe. Todos estaréis hambrientos salvo aquellos a los que Yo alimente, así

pues, acudid a Mí en busca de alimento, que Yo os alimentaré. Todos estaréis

desnudos salvo aquellos a los que Yo vista, así pues, acudid a Mi en busca de ropas,

que Yo os vestiré. Pecáis noche y día, y Yo os perdono todos los pecados, así pues

suplicadme el perdón, que Yo os lo concederé. No tenéis poder para agraviarme, ni

para concederme beneficio alguno. Si el primero y el último de vosotros, y todos

vosotros, grandes y humildes, fuerais como aquel de entre vosotros que tiene el alma

más justa, eso no aumentaría en un ápice Mi Reino. Si el primero y el último de

vosotros, y todos vosotros grandes y humildes, fuerais como aquel de entre vosotros

que tiene el alma más viciosa, eso no perjudicaría en un ápice Mi Reino: Si el primero

de vosotros y el último de vosotros, y todos vosotros, grandes y humildes, os

reunierais en un gran llano y Me suplicarais todo cuanto desearais, Yo os concediera

todo cuanto hubierais pedido eso no disminuiría Mis Tesoros más que una aguja

disminuiría el océano si fuera sumergida en él. Conozco todas vuestras obras, por las

que os corresponderé enteramente… Aquel que sea recompensado debe alabar a Allâh

por ello, aquel que sea correspondido de otro modo no debe culpar a nadie sino a si

mismo”.(Muslim)

 

 

 

 

Anuncios

~ por Esther muslima en 20 diciembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: